CCOO denuncia la congelación de la IRSC desde hace más de 10 años y reclama en Gobierno y Partidos una solución en el marco de la Ley de Presupuestos

El Índice de Renta de Suficiencia de Cataluña (IRSC) se situará el año que viene por debajo del indicador estatal (IPREM) limitando el efecto y alcance de las políticas sociales en Cataluña en un escenario de creciente precariedad de personas pensionistas y trabajadoras.

El Índice de Renta de Suficiencia de Cataluña (IRSC) fue fruït de un fuerte consenso de país que se trasladó a la medida 85 del Acuerdo Estratégico firmado el 2005 por el gobierno y los Agentes Sociales. Su objetivo era fijar un “Indicador de rentas propio de Cataluña” que fuera referente para garantizar que ninguna pensión quedara por debajo del 80% de este umbral. A lo largo de los últimos 15 años el IRSC se ha convertido en referencia por elementos centrales de las políticas sociales en Cataluña. Así hoy sirve para establecer los requisitos para acceder en la Renta Garantizada de Ciudadanía, para fijar su cuantía, por prestaciones para atender necesidades básicas, por ayudas a los pagos de alquiler, pensiones de alimentos o para hacer frente a la pobreza energética. Si en la hora de crearse, en 2006, el IRSC se fijó en 7.137,2€ anuales, hoy, en 2021, todavía no pasa los 8.000 € (7.967,73€/año), cuando teniendo en cuenta la inflación acumulada entre 2006 y 2021 (26%) se tendría que situar en 8.992,9 € año. La congelación del Índice catalán desde el año 2010 no tan solo ha hecho que se perdiera la diferencia del 6,4% fijada inicialmente en relación al Índice estatal (Índicador Público de Rentas de Efectos Múltiples), sino que, después de los incrementos acumulados del IPREM de 8,5%, en 2022 finalmente el índice catalán quede por debajo del índice estatal.

En 10 años el Índice de Renta de Suficiencia de Cataluña ha perdido en relación al salario bruto mensual más de 3 puntos pasando del 29,8 al 26,4%. En relación a la mediana de renta por unidad de consumo, el IRSC ha pasado a suponer del 45 al 38%, situándose claramente por bache del umbral de pobreza severa. El año 2020 el IRSC era inferior al umbral de pobreza (60% de la mediana) en 3.397,87€ el que tiene que ver, entre otras cosas con el hecho que, en los 11 años que puerta congelado, el incremento acumulado de los precios según el instituto de estadística INE ha estado del 15,6%. CCOO de Cataluña no puede sino extrañarse que, en el marco de un diálogo social reforzado, se haya permitido que se devaluara un pilar central de las políticas sociales con 15 años de historia. Es todavía menos comprensible cuando la situación de muchos hogares catalanes, a raíz de la desigualdad que se ha instalado a lo largo de la última década, y que se ha profundizado con la crisis de la pandemia, es de extrema vulnerabilidad. No actualizar el Índice de Renta de Suficiencia de Cataluña hasta acercarlo como mínimo al umbral en el que se estableció en su creación, muestra carencia de compromiso y de sensibilidad ante la situación que estamos viviendo.

Por esta razón apelamos a los grupos parlamentarios y en el Gobierno de Cataluña para que incorpore un incremento significativo del IRSC en los presupuestos por el 2021, no aplazando más una medida que es clave para muchos hogares catalanes.

Oficina de Prensa de CCOO de Cataluña
Barcelona, 1 de diciembre de 2021