CCOO y UGT de Cataluña apoyaremos un Pacto nacional para la industria (PNI) que pone a las personas en el centro de la transición digital y ecológica, para una reindustrialización justa y verde

Tras una negociación más larga de lo previsto inicialmente, en la que CCOO y UGT de Cataluña hemos apuntado principalmente al impulso a la transformación digital y ecológica de la industria, así como a una transición con medidas de justicia social y con recursos públicos para las personas trabajadoras y los territorios sometidos a reconversión, valoramos que el Pacto nacional para la industria (PNI) 2022-2025 ha alcanzado el contenido presupuestario y de actuación necesario para apoyarlo junto al resto de agentes sociales y el Gobierno de Cataluña.

El PNI 2022-2025 contiene 152 actuaciones con un presupuesto comprometido que va entre 2.817 y 3.270 millones de euros en función de disponibilidad del fondo Next Generation. El presupuesto (sin contar con estos fondos) incrementa en un 52,8 % el PNI 2017-2020. Es relevante destacar las 22 actuaciones normativas, entre las que se está la elaboración de proyectos de ley, desarrollos reglamentarios y planes directores urbanísticos.

UGT y CCOO de Cataluña hemos insistido en todo momento en la importancia de superar algunas limitaciones del pacto anterior desacoplando las inversiones estructurales de los periodos legislativos; concentrando la estrategia inversora en actuaciones con capacidad tractora y arrastradora de inversión privada; y apostando por medidas ambiciosas de cambios estructurales para incrementar la soberanía industrial y energética del país. En este sentido creemos que, aunque el presupuesto comprometido para los cuatro años de vigencia del pacto queda corto para el propósito ambicionado, los tiempos de la negociación han permitido introducir un conjunto de actuaciones y de medidas legislativas y reglamentarias esenciales para avanzar. También somos conscientes de que los cambios y las transformaciones, sobre todo en materia energética, de abastecimiento y de construcción de infraestructuras, son ahora más urgentes que nunca por la presión que hace la guerra de Ucrania sobre los suministros energéticos, y por los impactos cada día más devastadores  del cambio climático.

CCOO y UGT de Cataluña hemos introducido aportaciones de profundidad, levantando el listón de ambición y de proyección del PNI como verdadero plan de reindustrialización y de cohesión territorial, abordando las transformaciones del modelo energético, de movilidad, alimentario y salud, y transformando el mosaico agroforestal para replantear las funciones del territorio. En cuanto a medidas de reindustrialización, hemos puesto el foco en el eje energético fijando cotas al despliegue de las renovables a 2025 según el PROENCAT. Hemos puesto el foco también en las medidas legislativas para regular los sectores energético, de residuos y de economía circular y también en adecuar los polígonos industriales para la gobernanza que requiere hoy la industria. Hemos fijado medidas de transición justa y de responsabilidad social con cláusulas sociales y laborales para la contratación pública y para las empresas que reciban ayudas del PNI. Se impulsan actuaciones imprescindibles para la transición justa y el empleo de calidad en materia de formación, igualdad y seguridad y salud.

También hemos trabajado para incorporar al pacto inversión pública en las cadenas de valor esenciales del hidrógeno, las baterías y la fabricación de semiconductores y el impulso a la oficina del auto, un sector crucial para el empleo y la industria catalana. Y hemos incorporado a la política agroforestal dimensión industrial con la digitalización de los cultivos, la generación eléctrica hibridada con cultivos en suelo agrícola y la bioindustria para la valorización material y energética de la biomasa.

UGT y CCOO de Cataluña hemos exigido algunas  condiciones imprescindibles para dar credibilidad al pacto como: garantizar el presupuesto comprometido para los cuatro ejercicios del PNI; garantías de un seguimiento y gobernanza por parte de los agentes sociales para asegurar el logro de objetivos; la reorientación en caso de que fuera necesario;planificación del siguiente periodo del PNI antes de la finalización del mismo, y su vinculación a los cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

Ahora pedimos responsabilidad a todos los grupos parlamentarios para hacer que este pacto sea un verdadero pacto de país, reforzándolo con el apoyo del Parlamento de Cataluña y participando de manera activa en su seguimiento, y exigimos su cumplimiento.

https://youtu.be/6TUZbuofEkw