Desde CCOO denunciamos que Kostal Eléctrica aprovecha el comienzo de la negociación del ERE para intentar empeorar las condiciones laborales de la plantilla

La empresa Kostal Eléctrica, de Setmenat, que anunció a mediados de julio que presentaría un ERE de extinción, ha intentado incluir en este expediente medidas lesivas para los trabajadores y trabajadoras que no están incluidos. La empresa tiene previsto despedir a 109 personas de su plantilla, que ahora mismo cuenta con 750 trabajadores, de los que un 80 % son mujeres, y anunció el ERE justo cuando comenzaba el periodo vacacional, dificultando así inicialmente la correcta evaluación y negociación de sus condiciones por parte de sindicatos y plantilla.

Finamente fue ayer cuando comenzó este periodo de evaluación, y en la documentación del ERE presentado se listaron una serie de medidas de acompañamiento que pretenden oficializar medidas tan lesivas como no aplicar preventivamente el futuro convenio del metal de la provincia de Barcelona –en negociación ahora mismo–, de manera que, en un escenario de inflación desbocada, no se aplicarían las cláusulas de revisión salarial que se pacten. La empresa dice, además, que tampoco aplicará eventuales reducciones de jornada que puedan pactarse. Y Kostal Eléctrica pretende retocar también otros aspectos, como las cláusulas de flexibilidad ya pactadas en el convenio anterior, o recortar una paga de absentismo u otros acuerdos de mejora del convenio que se habían ido negociando en el tiempo.

Ante el expediente de ERE, desde CCOO exigimos que éste se vehicule con la máxima transparencia y garantías y a la plantilla afectada; y que se retiren todas las medidas de acompañamiento propuestas, que no tienen ninguna relación con el ERE y sólo sirven para enturbiar no ya el avance del expediente sino el futuro de negociaciones ulteriores.