Nueva jornada de huelga a BSM Barcelona Servicios Municipales, el 22 de noviembre del 2022

El Comité de Empresa de BSM ha decidido convocar otra jornada de huelga parcial a la unidad de AREA (Control Estacionamiento Regulado) para los vigilantes que prestan sus servicios a pie. La huelga será el martes 22 de noviembre de les12.25 h a las 15.45 h, con una concentración de las 13.15 h a las 14.30 h en la plaza de San Miquel, número 3 (ante el acceso del Ayuntamiento de Barcelona), porque ya son muchos meses que dura el conflicto entre la dirección de BSM y sus trabajadores y trabajadoras. La empresa pública sigue con la intención clara y rotunda de imponer a la plantilla nuevas y peores condiciones de trabajo, con la autorización y el conocimiento del Ayuntamiento de Barcelona.

El 14 de noviembre, al acto de mediación en la sede del Tribunal Laboral de Cataluña, el comité presentó una nueva propuesta. En esta ocasión se pedía una jornada semanal de 35 horas, y una mejora económica de 750 € anuales a cambio de aceptar trabajar domingos y festivos, así como 150 € mensuales para aquellas personas voluntarias que decidan arriesgarse a hacer el servicio de motos. La dirección, todavía en el día de hoy, no ha dado ninguna contestación, demuestra una carencia clara de voluntad negociadora y solo quiere hablar con nosotros en el ámbito de la imposición de las condiciones de trabajo. Sin embargo, el comité de empresa ha dejado claro que no puede negociar en un contexto diferente al establecido por ley, puesto que la pretensión de la dirección es hacer modificaciones en los derechos reconocidos en el convenio colectivo, que no pueden ser modificados bajo la imposición del artículo 41 del Estatuto de los trabajadores (modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo).

La plantilla está cansada que BSM, con el visto bueno del Ayuntamiento de Barcelona, utilice diferentes trucos y trampas como son el día de turno partido (doblaje), que no ha sido eliminado, incumpliendo aquello que prevé el convenio colectivo, o las modificaciones individuales que intentaron el pasado mayo, y que conseguimos parar.

A cambio del doblaje, por ejemplo, pretenden que negociamos aspectos como los domingos, festivos, jornada, vacaciones, etc., con la aplicación del artículo 41 de lo TE, cuando estos aspectos no tienen que ser negociados de manera unilateral, sino que hay que meterlos en el convenio colectivo.

La dirección de BSM ha manifestado constantemente en diferentes medios de comunicación que las personas trabajadoras de esta unidad disponemos de condiciones “por encima del convenio sectorial”, y esto no lo negamos, puesto que este es un convenio de mínimos. Del mismo modo que, a esta dirección le gusta hablar de las condiciones del personal, desde este comité denunciamos públicamente el incremento desproporcionado del personal directivo, así como sus privilegiadas condiciones y los elevados sueldos de buena parte de estas personas a BSM. Muchas de ellas cobran alrededor de los 100.000 €, que arribaen hasta la directora general (Marta Labata) que cobra 140.000 € de retribución fija, es la persona de todo el Ayuntamiento de Barcelona que más cobra, tal como evidencian los datos públicos.