Sin adelantos en la mediación del conflicto del servicio de basura a Salt, donde empresa y ayuntamiento se muestran dispuestos a vulnerar el derecho de huelga

Comunicado de valoración del comité de huelga de FCC Salt, de la mediación de viernes, 7 de enero: parece que solo ha servido para que empresa y ayuntamiento ganen tiempo para poder vulnerar el derecho de huelga.

Después de 12 h de mediación, el comité de huelga de la plantilla de FCC Medio Ambiento de Salt, valora de manera muy negativa la actitud de la empresa y también la del ayuntamiento.

A pesar de que inicialmente parecía que había la intención de encontrar nuevas propuestas que acercaran posiciones, las propuestas de la empresa han dejado claro que el que vuelan es que los trabajadores pierdan poder adquisitivo y mantener las actuales condiciones laborales, negándose de manera rotunda en la cláusula de revisión del IPC.

Ponemos como ejemplo la última propuesta empresarial sobre salarios, repartir el IPC del 2021 (6,7%) durante los cinco años de duración del nuevo convenio, sin ninguna cláusula de revisión del IPC durante la duración del nuevo convenio. En definitiva, se está pidiendo que la plantilla pierda poder adquisitivo durante cinco años más.

Vemos con mucha preocupación este enquistament de la patronal, mientras que sumado en las declaraciones del ayuntamiento, podemos afirmar que patronal y ayuntamiento están apostando por la negación del conflicto y que esto lleve a:

• La judicialización del conflicto
• La vulneración del derecho de huelga
• El mantenimiento de la precariedad de los eventuales
• El empeoramiento de las condiciones laborales, especialmente las de salud y prevención de accidentes.
• La rebaja del gasto de personal mediante la congelación y no revisión de los IPC anuales.
• El enquistament del conflicto

El ayuntamiento, todo y las suyas proclamas de supuesta neutralidad, ya no se esconde en la hora de declarar que está por la vulneración del derecho a la huelga.

Nos duele que un supuesto ayuntamiento de izquierdas no cuestione las ganancias y privilegios de una multinacional, pero sí que se atreve a criminalizar unos vecinos del pueblo, que tienen como pecado trabajar en la recogida de basura y la limpieza viaria.

Una vez ejecuten la anunciada vulneración del derecho a huelga, procederemos a las pertinentes denuncias de vulneración de derechos fundamentales y cesión ilegal de trabajadores ante los tribunales.