Cataluña firma casi 20.000 contratos indefinidos más que el pasado mes de diciembre y alcanza un nivel de paro en el mes de enero sin precedentes

CCOO de Catalunya destaca que el paro estructural reclama del incremento, mejora y efectividad de las políticas de empleo.

El nivel de paro sigue cayendo en términos interanuales aunque crece respecto al mes anterior, fruto de la estacionalidad. Este componente de estacionalidad nos explica esta diferencia, pero también constatamos que cada vez más se hace más difícil reducir el paro y, por tanto, es necesario intensificar las políticas de empleo para dar respuesta al paro estructural todavía existente.

También destacamos el aumento interanual de 5,5% de aquellas personas desempleadas que no tenían ninguna ocupación anterior. Este incremento se traduce en una mayor población activa, síntoma de la buena salud del mercado de trabajo, que atrae a más personas para intentar incorporarse al trabajo, incrementa el empleo, pero al mismo tiempo hace más difícil reducir el paro.

Por último, debemos destacar cómo la contratación indefinida sigue ganando peso respecto a la temporal, fruto de los importantes cambios normativos que afectan a las relaciones laborales. En este sentido, se han firmado cerca de 20.000 contratos indefinidos más que el pasado mes de diciembre.

PARO REGISTRADO CATALUÑA/ ESPAÑA

Los datos del paro del mes de enero nos dejan una cifra de 347.071 personas registradas como paros en las oficinas del Servicio Público de Empleo de Cataluña (SOC). Cabe destacar que el volumen de personas en situación de desempleo es el más bajo desde 2008. Este dato supone una variación interanual de 4.573 personas desempleadas menos que en enero de 2023 que, en términos relativos, sudorosa una variación negativa del 4,8 ,3.690%. Por tanto, se sigue reduciendo el paro en términos interanuales. Sin embargo, es necesario alertar que los datos no son tan positivos cuando comparamos con el pasado mes de diciembre y es que, en comparación intermensual, Cataluña incrementa el paro en 1,1 personas respecto al pasado mes de diciembre (XNUMX % en términos relativos).

Las personas más jóvenes incrementan paro pero tanto interanualmente como en relación al mes anterior, destaca el 7,3 % de incremento respecto al pasado mes de diciembre.

PARO POR SECTORES DE ACTIVIDAD

En el ámbito sectorial, a nivel interanual, el paro disminuye en todos los sectores aunque a distinto ritmo. La industria reduce paro al 4,2% interanual mientras que los servicios lo hacen al 1,4%. El sector de la construcción se mantiene prácticamente estable, con una tímida reducción del 0,2% o la agricultura destaca con una reducción del paro del 10,3%, aunque en términos absolutos estaríamos hablando de 631 personas paros menos que el mismo período del año anterior. Como hemos destacado antes, las personas que no provenían de ningún sector anterior han incrementado el 5,5%, teniendo relación este aumento con el aumento de la población activa.

En relación con el mes anterior, cabe destacar el incremento del paro del sector servicios (1,5% y 3.672 personas en situación de paro más que el pasado mes de diciembre) y la tímida reducción del paro en la industria (-0,5% y 180 personas menos en situación de paro).

PARO POR PROVINCIAS

Los datos por provincias nos indican que también se ha producido una reducción del paro interanual y un incremento en relación al pasado mes de diciembre. En términos interanuales, Lleida y Girona lideran la reducción del paro, con una variación negativa interanual de 5,6% y 5%, respectivamente. En cambio, en relación al pasado mes de diciembre, las provincias de Girona y Barcelona incrementan relativamente más el paro, con unas variaciones positivas del 1% y del 1,2%, respectivamente. Por otra parte, Lleida y Tarragona, incrementan el paro en relación al mes anterior en menor medida, con un aumento del 1,1% para ambas demarcaciones.

PARO POR SEXOS

Las mujeres representan el 57,1% de las personas registradas en el SOC como demandantes de empleo mientras que los hombres representan el 42,9%. En términos absolutos, significa que hay 148.803 hombres registrados en paro y 198.268 mujeres en la misma situación. En términos interanuales observamos una reducción del paro por ambos sexos, siendo más acusada la reducción relativa para las mujeres (-1%) que para los hombres (-4%) aunque, como hemos visto, las diferencias por razón de sexo todavía persisten.

CONTRATACIÓN REGISTRADA

En Cataluña se han registrado en enero un total de 192.293 contratos. De éstos, 80.037 son de carácter indefinido (41,6%) y 12.256 son de naturaleza temporal (58,4%). En términos interanuales, los indefinidos se han reducido el 3% y los temporales han incrementado el 8,6%, tendencia que se explica por la menor rotación de los contratos indefinidos. Cuando comparamos con el mes anterior, la situación es la inversa y los indefinidos han tenido un incremento relativo de 32,4% y los temporales han incrementado en menor medida el 11,7%.

PRESTACIONES POR DESEMPLEO

En diciembre de 2023 (últimos datos disponibles relativos a las prestaciones) las personas beneficiarias de prestaciones contributivas representan el 58,9% de las personas que cobran prestaciones de carácter laboral. Las personas que perciben subsidios representan el 38% mientras que las personas perceptoras de la renta activa de inserción tan sólo representan el 3,1%. Cabe destacar el incremento internaual del 1,9% para las personas perceptoras de prestaciones contributivas mientras que la variación interanual de la percepción de los subsidios fue de un tímido 0,2%. Estos datos muestran la mejora en las carreras laborales de las personas trabajadoras, que generan mayor proporción de prestaciones contributivas, al haber mejorado su cotización.

Ante este escenario, CCOO de Catalunya considera que:

  1. Los datos muestran que el incremento del paro y la reducción de la afiliación en el mes de enero tienen un carácter estacional, pero aún así, en clave interanual, se pone de manifiesto una dificultad creciente para insertar laboralmente a las personas desempleadas. Esto tiene que ver con elementos como el edadismo en muchas empresas (75% de los parados de larga duración tienen más de 45 años) y las dificultades de incrementar la capacidad de intermediación del SOC y de ajustar los programas a las necesidades de las empresas por no publicar estas las vacantes. En este sentido el número de vacantes publicadas en el SOC en el año 2023 es un dato que resulta especialmente preocupante y del todo insuficiente para hacer efectivas las políticas públicas de inserción laboral.
  2. La asunción prevista de la gestión del ingreso mínimo vital por parte de la Generalidad de Cataluña es una muy buena oportunidad para mejorar la cobertura y la calidad de las rentas mínimas en Cataluña. Sin embargo, será tan sólo posible si se mejora el número de profesionales y las condiciones laborales de los trabajadores sociales que tienen un papel central en este ámbito, y que no son “gestores de prestaciones”, sino personas expertas en diagnosticar, acompañar y mejorar los retos que en el ámbito social tienen las personas. En la medida en que éstas tengan la posibilidad de insertarse también laboralmente, su acompañamiento debe ser garantizado por el Servicio Público de Empleo de Cataluña con programas específicos.
  3. En términos macroeconómicos parece evidente que lo que ha salvado a la economía del impacto de la crisis de inflación ha sido el trabajo. La activación y el empleo de un número de personas que ha facilitado la reforma laboral, y que además trabajan en mejores condiciones (incremento del 33% de los contratos indefinidos entre diciembre 2023 y enero 2024), refuerza la demanda agregada y también los ingresos por cotización, ya escalal fiscal dan por tanto estabilidad y recorrido a las prestaciones y servicios del estado del bienestar. En esta evolución juega un papel clave el salario mínimo interprofesional que se ha incrementado en paralelo en los últimos años y que debe alcanzar el 60% de la renta media, tal y como dicta la Carta social europea.
  4. En la ponderación de los gastos que lastran la renta disponible de los hogares trabajadores, sin embargo, también de aquellos que dependen de prestaciones contributivas y asistenciales, juega un papel muy específico la vivienda. Los últimos datos disponibles han detectado un 10,7% de los hogares catalanes que dedican más de un 40% de sus ingresos a la vivienda y los suministros. Es necesario fijar un límite al interés de las hipotecas a tipo fijo, relacionado con la rentabilidad de la deuda pública a largo plazo, y asegurarse la novación variable a fijo y la portabilidad real de hipotecas entre diferentes entidades bancarias.