CCOO y CGT se oponen a la brigada de intervención privada en Reus



Desde las secciones sindicales de CCOO y CGT del Ayuntamiento de Reus queremos poner en conocimiento a la ciudadanía nuestro rechazo a la creación de una brigada de intervención rápida en el Ayuntamiento de Reus, gestionada por el sector privado.
Según los datos a los que tenemos acceso y conocimiento en el día de hoy, la creación de esta brigada supone, en la práctica, la duplicación de un servicio que ya realiza de forma directa la brigada municipal del ayuntamiento, la cual cosa es irregular e ilegal.


Esta privatización:
– Incluirá un porcentaje de beneficio industrial del contratista, un impuesto por valor añadido (21 %), etc., es decir un mayor gasto público que debe soportar la ciudadanía de Reus, que ya han visto cómo se han incrementado los impuestos para el próximo ejercicio de 2024.
– Provocará, a medio plazo, una, aún mayor reducción del personal público que presta servicios a la brigada municipal del ayuntamiento, lo que derivará en una deficiencia de este servicio que finalmente también deberá asumir nuestra ciudadanía.
– Supondrá un agravio de precariedad laboral y también retributivo del personal al servicio de esta anunciada brigada de intervención rápida.

Hace aproximadamente 25 años que con el anterior gobierno socialista ya se intentó convertir a la brigada municipal, a través de Innova, en una Sociedad Anónima Municipal (SAM). Gracias a la presión de la plantilla y los sindicatos del momento se logró paralizar este hecho. Actualmente, con un nuevo gobierno del mismo signo se quiere crear una brigada de intervención rápida privada, y una vez más los sindicatos estamos por la defensa de los servicios públicos y no por su externalización y privatización.


Los dos sindicatos mayoritarios del Ayuntamiento de Reus, CCOO y CGT, se opondrán a cualquier duplicación de servicios y privatización de éstos, puesto que para las personas trabajadoras supondrá diferentes salarios y la aplicación de diferentes convenios para prestar un mismo servicio , incidiendo también como hemos indicado anteriormente en un mayor gasto público al privatizarse una parte del servicio.


Hoy, viernes día 17 de noviembre, como medida preventiva, el personal de las brigadas municipales, junto con la representación de ambos sindicatos, asistieron al pleno para demostrar su rechazo a la creación de la Brigada de intervención rápida ante el consistorio y de la ciudadanía.


Actualmente, en la brigada se está trabajando de manera agónica y precaria, ya que el Ayuntamiento de Reus no facilita ni los materiales ni los medios necesarios para desarrollar sus tareas de forma correcta y profesional, abocándola a una muerte lenta . Si el equipo de gobierno invirtiera los 700.00 € de fondos públicos que pretende destinar a una empresa privada a mejorar las condiciones de material y personal de la brigada actual la ciudadanía de Reus, se vería beneficiada con una brigada actualizada y optimizada.


En consecuencia, si el Ayuntamiento de Reus finalmente externaliza una parte del servicio de esta Brigada de intervención rápida, desde los sindicatos se tomarán las acciones jurídicas necesarias y pertinentes para revertir esta situación.